Lunes, 14 Marzo 2016 20:34

EL NEPOTISMO DE LA POLÍTICA EN EL ATLÁNTICO, EL MERCADO DE LA COMPRA Y VENTA DEL VOTO

La práctica de la política en el Departamento en el Atlántico ha llegado a una alarmante situación de degradación, expresada, en las cada vez más pre-modernas formas de su ejercicio y los resultados poco alentadores en cuanto a la calidad de los elegidos y renovación de espacios democráticos.

Fenómenos evidentes como el trasteo de personas y la trashumancia electoral, que en esta ocasión deja un saldo de aproximadamente 135.000 cédulas anuladas en todo el Departamento, son la punta del iceberg de una compleja arquitectura para el masivo traslado de electores en el todo el Departamento.      

 

Esta situación enturbia gran parte del escenario de la política local. Es algo similar a lo que ocurre en la competencia oligopólica, en donde pocos oferentes se disputan las cuotas de mercado con una alta ferocidad, y al mismo tiempo se producen disimiles alianzas entre grandes y pequeños agentes para no ser excluidos de la torta de las transacciones. En el Atlántico, asistimos a este tipo de disputa por el control de los votos comprados dándose alianzas variopintas para garantizar, sobre todo, el control de los cuerpos colegiados. Concejales que han sido electos en varias oportunidades por diferentes partidos; Senadores que apoyan candidaturas a Concejos y Asambleas de distintas colectividades; y toda una cantidad de alianzas y pugnas entre agentes, para la garantía de permanencia y expansión del poder de los sectores políticos predominantes.

 

Esta preocupante situación, permite el surgimiento de fenómenos de involución democrática como el nepotismo (tendencia a favorecer a familiares y a personas afines con cargos o premios). La característica predominante en las próximas elecciones de autoridades locales. Los políticos sólo confían sus “inversiones” a familiares, que son los únicos capaces de garantizar la fidelidad y retorno de la inversión.

 

Los hechos son claros y evidentes, y se pueden corroborar con los ejemplos más notorios en cada uno de los partidos.

 

En el Partido Conservador, por ejemplo, un Senador lleva a su esposa a la Asamblea por su mismo partido y a dos de sus hermanos al Concejo Distrital, con el aval de los Partidos cambio Radical y Liberal, mientras que su cuñado aspira al Concejo de Soledad por el partido AICO, en el mismo Partido su cabeza de lista al Concejo mantiene cercanías sentimentales con una representante a la Cámara de la misma colectividad, ambos bajo la tutela de otro Senador de famosa trascendencia local.

 

En el partido Cambio Radical un ex Senador tiene a uno de sus hijos como nuevo ocupante de la curul familiar en el Congreso y a otro de sus hijos como candidato a la Alcaldía Distrital; un actual representante a la cámara está lanzando a su sobrino como candidato a la Asamblea; mientras que un ex concejal, que aspira nuevamente, tiene a su esposa como Diputada y actual candidata a la Asamblea por el partido Liberal, además su cuñada es representante a la Cámara por el partido conservador.

 

En el partido de la U una representante a la Cámara lleva a su sobrina y a una sobrina de su esposo como candidatas a un Concejo municipal y a la Asamblea respectivamente, también en el partido de la U un senador tiene como candidato a la Asamblea a su hermano, quien es actualmente Diputado y a su hermana que aspira a una Curul en el Consejo Distrital con el aval del Partido Liberal. En este último partido los dos súper poderosos son un Senador y su sobrino, actual Diputado quien aspira a repetir curul. Por último un concejal de AICO que no se reelegirá, lleva a su hijo como remplazo en el partido de la U y a su hermano como edil, ese si, en la lista de AICO. 

 

Esta situación sólo es posible cuando no importa quién sea el personaje o de qué partido provenga siempre y cuando existan los votos para elegirlo(a). Existen rumores tan exóticos como aquel que señala que la razón fundamental por la cual un reconocido senador de la U llevará a su hermana al concejo en la lista del partido liberal, es una promesa y petición especial de su mama ¡que merecimiento tan especial para ser concejala!

 

El nepotismo genera un gran malestar en la consolidación de una democracia moderna. En primer lugar impide la renovación del liderazgo político, promueve el indeseable  monopolio del poder, disminuye la calidad de la representación al no escogerse su postulación de manera meritoria sino a través de la bendición de un político y finalmente se convierte en un indicador de que tan deterioradas están las prácticas electorales. Generando una ambiente de apatía, en el cual la política le pertenece a unos cuantos y es poco lo que se puede intentar transformar desde los sectores modernizantes.

Calendario de publicaciones

« Febrero 2020 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29