Miércoles, 05 Octubre 2016 21:47

RasPaz: la Esperanza sigue intacta

El grupo de estudiantes de las principales universidades del Atlántico que conforman RasPaz, reafirmamos nuestro compromiso con la construcción de paz a través del diálogo y el contacto con el ciudadano en las calles. Mantendremos nuestro vínculo con la ciudadanía conversando acerca de cómo construir paz en las esquinas, plazas, barrios, etc.
 
En los resultados del plebiscito quedó claro que, en el Caribe, en especial en el Atlántico donde realizamos nuestra tarea de pedagogía, los ciudadanos salieron a votar de acuerdo a sus convicciones y a pesar de las dificultades climáticas. Mostramos que somos una tierra de libres y que es posible participar sin obedecer a las grandes maquinarias políticas de la región, que para esta jornada, afortunadamente brillaron por su ausencia. En el Atlántico ganó el voto libre. Un 60,5% le dio la victoria al Sí frente a un 39,4% del No. Es muy preocupante el 75% de abstención. En esos colombianos que no salen a votar centraremos nuestros máximos esfuerzos.
 
Los resultados que han generado una álgida incertidumbre política, develan la fuerte crisis de liderazgo nacional y local por la que atravesamos. En este vacío es necesario robustecer nuestro accionar como sociedad civil, tanto los del Sí como los del No, y trabajar en propuestas claras y concretas.
 
Esperamos no ser inferiores ante este reto de la Colombia de hoy. Desde el lunes emprendimos la tarea del trabajo colectivo en promover nuevos canales para la construcción de paz. Lo primero será desescalar la fuerte polarización y enfrentamientos entre colombianos. Estamos seguros que los del Sí y los del No somos más por la paz. A partir de allí, crear una agenda para la consolidación de un movimiento ciudadano por la paz que transcienda las diferencias y se gane un espacio en las discusiones nacionales sobre la paz.
 
Seguimos trabajando sin descanso hasta lograr nuestro objetivo. La esperanza sigue intacta y en los próximos días estaremos mostrando el camino.
Hay raspaos pa’ rato. ¡Ya viene la Paz!